viernes, 14 de diciembre de 2012

Quiche de chorizo, espinacas y queso azul







Esta receta la he realizado para participar en el concurso que Trini Altea ha preparado y de cual tenéis todos los detalles en la entrada de su blog. El ingrediente estrella de este concurso es el chorizo, y no, no me refiero a nuestros políticos, sino al embutido que se obtiene del cerdo (no, ahora tampoco me refiero a los políticos). Podéis encontrar un enlace en el lateral del blog.
La quiche está buenísima pero al ser tan contundente tiene que servirse con moderación. En casa nos ha encantado, ha sido todo un éxito. Tenía miedo de que el queso azul  diera un sabor demasiado fuerte pero no es así, en estas cantidades queda muy bien con el chorizo y la nuez moscada le da un punto de sabor muy rico.

Ingredientes:
Para la masa quebrada:
-70 gramos de agua fría
-50 gramos de mantequilla blandita cortada en trocitos
-190 gramos de harina
-Una pizca de sal

Para el relleno:
-Tres huevos
-170 gramos de leche
-75 gramos de queso azul, yo le he puesto roquefort
-100 gramos de chorizo
-200 gramos de espinacas
-Una cucharada de queso parmesano rallado
-Media cucharadita de nuez moscada
-Dos cucharadas de salsa de tomate

Elaboración:
Para la masa quebrada he seguido la receta de Cristina Galiano, la he hecho con thermomix. Para hacerla de manera tradicional se mezclarían los ingredientes en un bol y después seguimos el mismo proceso.

Masa quebrada:
Se echan todos los ingredientes en el vaso y programamos 8 segundos velocidad 6. Cuando ha terminado bajamos los restos de las paredes y volvemos a programar 10 segundos velocidad 6. Si vemos que la masa se pega mucho podemos añadir más harina. Sacamos la masa, hacemos una bola y la ponemos en un bol cubierta de papel de film. La metemos en el frigo una hora.
Una vez pasado el tiempo sacamos la masa quebrada de la nevera y la colocamos sobre una superficie enharinada, estiramos con un rodillo hasta que tenemos el tamaño que necesitamos para el molde.
Colocamos la masa en el molde, yo he utilizado el truco de enrollar la masa en el rodillo y dejarla caer en el molde. Apretamos bien la base y los bordes para que no queden burbujas de aire. Después recortamos la masa sobrante con la ayuda del rodillo y pinchamos la masa con un tenedor.
Metemos el molde con la masa en el congelador unos 10 o 15 minutos, mientras precalentamos el horno a 180º. Horneamos el molde con la masa quebrada unos 10 minutos, lo sacamos del horno y vamos preparando el relleno mientras se enfría.

Relleno:
Partimos el chorizo en trozos pequeños y lo freímos sin nada de aceite. Lo dejamos sobre papel de cocina para que absorba la grasa. Salteamos las espinacas y las reservamos.
En un bol batimos los huevos y la leche juntos. Añadimos el queso parmesano, el queso roquefort cortado en trocitos, la nuez moscada, la salsa de tomate y mezclamos.
Añadimos a esta mezcla el chorizo y las espinacas y vertemos sobre la masa quebrada.
Si queremos podemos espolvorear con un poco de queso parmesano, yo le he puesto.
Metemos al horno y horneamos durante 30 minutos.






5 comentarios:

  1. Una quiche de lo mas contundente pero tiene que estar de vicio.
    No me he atrevido todavía a usar el chorizo en una de ellas... Habrá que quitarse ese "miedo":))

    Pochoncicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te animo a que la pruebes porque seguro que te gusta el sabor, el riesgo merece la pena, jaja.
      Besicos.

      Eliminar
  2. qué bueno Silvia, con esos ingredientes tiene que estar de cine, bsts

    ResponderEliminar
  3. Una quiche deliciosa, con ese sabor a choricito que la hace tan especial y que seguro que nos encanta en casa. Me quedo con la receta para la cena de mañana. Besicos

    ResponderEliminar
  4. "Que la magia de la Navidad llene tu vida de paz, tu corazón de alegría y haga que todos tus sueños sean realidad. Feliz Navidad"

    ResponderEliminar